martes, 8 de febrero de 2011

Volvámonos löcös!





¡volvámonos locos!,
de una vez,
y hasta donde nos permita la locura,
que de límites poco sabe.

que a ella lencanta el abismo,
con sus bordes,
y sus precipicios…

3 comentarios:

caro. dijo...

Acaso no estamos ya locos? Diría yo también: saquémonos el disfraz de la normalidà.

Millelli dijo...

Y por sus bordes,
y sus precipicios
es que le tenemos tanto miedo
es por lo que la despreciamos
y estigmatizamos
cuando debemos aprender de ella
debemos dejarla correr
ser libre y maestra nuestra
porque en ella bajamos la barreras
nos permitimos nuestros secretos
nuestros deseos
somos esencia misma
nos permitimos ver mas allá
debemos tomarla y hacerla huella
para poder volver luego y comprender
lo que nuestras armaduras contenían y no podían ver

efervescenscia sensacional dijo...

es una invitación al resto carito...
a los que quedaron atados a la cordura.